CHISTES DE ANIMALES

juegos infantiles canciones infantiles juegos pintar cuentos infantiles juegos infantiles contacto

Un ladrón a la media noche se mete en una casa a robar. Entra por una ventana, y cuando está adentro en la oscuridad oye una voz que dice:
¡Jesús te está mirando!
Entonces, el ladrón se asusta y se detiene. Luego como ve que no ocurre nada continúa. Y de nuevo la voz le dice:
¡Jesús te está mirando!
El ladrón asustado prende la luz y ve que la voz venía de un loro que estaba en una jaula, y el ladrón le dice:
¡Ahhh que susto me diste! ¿Cómo te llamas lorito?
Y el loro le responde:
Me llamo Pedro.
Pedro es un nombre extraño para un loro.
Y el loro le contesta:
Más extraño es el nombre Jesús para un Doberman.


El rey de la selva, va a celebrar una fiesta. Entonces dice:
Voy a hacer una fiesta.
Y todos dicen BIEN, y la rana:
(Cantando) ¡Que bien me lo voy a pasar! ¡Que bien me lo voy a pasar!
Y dice otra vez el rey:
Vamos a tener atracciones y caramelos.
Y todos BIEN, y la rana:
¡Que bien me lo voy a pasar! ¡Que bien me lo voy a pasar!
Y el rey hasta las narices de oír a la rana, dice:
Van a estar todos los animales, menos uno que es verde, con ojos saltones y pegajoso.
Y todos BIEN, y la rana:
¡Que bien! ¡Que se joda el cocodrilo!


Dios estaba creando el mundo y le estaba poniendo el nombre a los animales:
-Tu te llamaras gallina-
-Tu te llamaras caballo-
-Tu te llamaras burro-
Y siguio poniendoles sus nombres y después el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?-
Y dios contesta:
-Burro-
Después de 3 minutos más, el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?-
-Burro-
Y asi cinco veces más le vuelve a preguntar:
-¿Cómo me llamaba yo?-
Él le responde:
-Burro idiota-
Y el burro dice:
-Yo ya me estaba aprendiendo el nombre y usted ahora me dice el apellido.


Un cazador se iba de casería y su amigo le dice:
Si te encuentras con un león, persígnate, reza, y después te tiras al suelo, y el león no te hará nada.
El hombre va a la selva, y se encuentra con un león, se pone a rezar y se tira al suelo.
El león se pone a rezar y el hombre dice:
¡Un milagro, un milagro!
El león le responde:
¿Cuál milagro? ¡Yo sienpre rezo antes de comer!


Había una vez dos murciélagos que estaban hambrientos por sangre, tenían mucho tiempo sin comer.
De repente llega otro murciélago con la boca bañada en sangre, y los otros murciélagos se quedan asombrados y le preguntan:
¿Oye, dónde conseguiste tanta sangre?
Y el murciélago le responde:
¿Ven esa pared que esta allá?
Y los murciélagos responden:
¡Sí!
Bueno, yo no la vi.


Llega un pollito a la cantina y le pregunta al cantinero:
¿Tiene uvas?
El cantinero le responde:
No, no tengo.
Se va el pollito y regresa al poco rato y pregunta lo mismo:
¿Tiene uvas?
El cantinero enfurecido contesta:
No, y si me vuelves a preguntar, te clavo los pies al piso.
Se va el pollito muy triste y a los 5 minutos regresa:
¿Tiene clavos?
El cantinero responde:
No.
Y el pollito vuelve a preguntar:
¿Y, tiene uvas?


Era una vez un señor que tenía una gata y ya no la quería más, entonces se fue al monte y la tiró. Después de unos días la gata regresó, y el señor se la llevó y la tiró del otro lado del monte, y la gata volvió. Entonces, le preguntó a su compadre, cómo lo podía hacer para que no volviera y éste le dio algunas indicaciones.
El señor le da las indicaciones, cruza el monte, ve al río y crúzalo, voltea a la derecha, luego a la izquierda, otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana el señor llegó con el compadre todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y el compadre le pregunta:
¿Cómo te fue?
Y el señor le contesta:
Hombre compadre, si no es por la gata, ¡no regreso!


En cierta ocasión, la oficina de emergencias, recibe una llamada de una persona histérica.
¡911! ¡911! ¡Rápido por favor, mándeme una ambulancia, la policía, a los soldados, es más, hasta los de emigración, pero de una vez!
Atónita, la operadora responde:
Señor, espere, cálmese, ¿cuál es su emergencia?
¡Hay un gato en la ventana! Grita la voz.
Ay señor, dice más aliviada la operadora, ¿todo este escándalo por un gato?
Sí, pero apúrese, ¡Está usted hablando con el pajarillo!


¿Por qué se cayó la primera ardilla?
Porque estaba muerta.
¿Por qué se cayó la segunda?
Porque estaba abrazada de la primera.
¿Por qué se cayó la tercera?
Porque pensó que era un juego.


Un día se encontraban los animales de la tierra contra los animales del mar en pleno campeonato de fútbol, cuando el arbitro da el pitazo final. El encuentro terminó 0 a 0 por lo que el arbitro decidió irse a penales.
El tiburón que era el capitán del equipo del mar, decidió poner al pulpo como portero, cuando de pronto el marcador desde los penales cambia de 8 a 0 ganando los animales de la tierra.
Entonces, el tiburón muy enojado le gritó al pulpo:
Oye, ¿cómo es que tienes 8 tentáculos y no puedes atajar los penales?
El pulpo enojado le contestó:
Si, es cierto, ¡pero el delantero que tira es el ciempiés!


¿Qué le dice Tarzán al ratón?
Tan pequeño y con bigote.

¿Qué le dice el ratón a Tarzán?
Tan grandote y con pañal.


Estaba un hombre en la calle con un perro de raza callejera, por su apariencia se notaba que era un hombre atontado.
Cuando llega otro hombre con tres tremendos perros rotwailler.
Y le pregunta al otro hombre:
¿Oye, porque no hacemos una competencia, tu perro contra estos tres perros?
Seguramente el hombre creyo que no iba a aceptar la apuesta, sin embargo el hombre le dice:
Si
Entonces dijeron:
¡3,2,1 ya!
y se pusieron a pelear, cuando de repente el perro callejero se comio a los tres perros. Y el otro hombre sorprendido le dice: ¿De donde sacaste este perro?
Y le contesta:
Lo que pasa es que el otro día vino un circo a la ciudad y este perro se escapo, y traía una gran melena alrededor del cuello y yo se la corte.



Se encuentran tres pastores discutiendo acerca de cuánta inteligencia y cómo la aplicaban a sus respectivos perros. El primero expone:
El perro que yo tengo es de lo más peculiar, al terminar el trabajo encierra las ovejas y les da comida, además me vigila la casa con paso marcial durante toda la noche.
El otro dice:
El perro que yo tengo sí que es de lo más original, al terminar el trabajo encierra a las ovejas y les da comida; vigila la casa durante toda la noche; además, lava la ropa y me blanquea la casa una vez al año.
El siguiente, con lágrimas en los ojos replica:
El perro que yo tenía...
¿Qué pasó?
Se murió Electrocutado.
¿Fue por un rayo?
No, arreglándome el televisor.



Iba caminando por el campo un pollito y de repente choca con un zorrillo, el cual era de habla inglesa, el zorrillo se disculpa y le dice:
I'm sorry.
Y el pollito le dice:
I'm pollito.


Erase una vez que estaba la familia oso (la de Ricitos de Oro) y pasa al comedor papá oso, y se encuentra que no tiene comida y grita furioso:
¿Quién se comió mi comida?
Y sale el hijo oso, y también se encuentra que no tiene comida y grita furioso:
¿Quién se comió mi comida?
Al oír los gritos mamá oso sale de la cocina enojada y dice:
¡Par de estúpidos, que todavía no la he servido!


Iba un caracol cruzando la calle y lo atropelló una tortuga, cuando despertó estaba en la sala de terapia intensiva, y el médico le pregunta:
¿Cómo ocurrió todo?
Y el caracol le responde:
No sé, ¡Fue todo tan rápido!


El hijito camello pregunta:
Mami, ¿por qué tenemos estas patotas?
Ay, mi bebé, pues muy sencillo, son para no hundirnos en la arena del desierto.
¡Ah!, oye, ¿y por qué tenemos estas pestañotas?
Ay, chiquito mío, pues para proteger nuestros ojos del fuerte sol y de la arena del desierto.
¡Ah!, mami, mami, ¿por qué tenemos esta jorobota?
Oh, queridito, pues en la joroba acumulamos grasa y líquidos para soportar muchos días en el desierto sin agua ni comida, así podemos tener grandes jornadas de trabajo, para eso nos sirve.
¡Ah!, oye, mami, ¿y entonces, qué diablos hacemos tú y yo en un zoológico?


Estaba el Rey León todo borracho caminando por la selva, toma entre sus patas al conejo, lo levanta por las orejas, lo acerca amenazadoramente a sus ojos y le pregunta:
Conejo, ¿Quién es el Rey de la Selva?
¡Tú León, sólo tú!, responde el conejo asustado.
El León lo suelta y hace lo mismo con la tortuga, el jabalí, el búho, y se encuentra al elefante, lo toma por la trompa y le pregunta:
Elefante, ¿Quién es el Rey de la Selva?
A lo que el elefante lo enrolla en su trompa y lo golpea repetidas veces contra el piso, y los árboles cercanos, y lo lanza contra un muro de piedra.
Se levanta el León todo moreteado y dice:
¡Pero bueno, vale, si no sabes no te pongas bravo!


Llega una señora a una tienda de mascotas y le pregunta al vendedor:
Señor, estoy en un dilema, ¿Qué mascota me recomienda comprar?
El señor contesta:
Le recomiendo comprar un loro, para que tenga a alguien para platicar.
Y la señora le dice:
¿Me puede mostrar al loro?
Claro que sí, mire, tenemos este loro que habla, si usted le jala la pata derecha dice cosas agradables y si le jala la pata izquierda dice puras malas palabras.
Y dice la señora:
¿Y si le jalo las dos?
y el loro contesta:
¡Pues me caigo!












En un concurso de aves les toca el turno a 3 extranjeros:
El primero lleva un halcón le saca la capuchita y lo suelta a volar. A los pocos segundos el halcón estaba bastante alto, saca una pajita del bolsillo y la tira al aire, el halcón baja en picada alcanzando la velocidad de 120 Km. y logra recoger la pajita antes de que ésta caiga al suelo, le dan un puntaje de 8 puntos.
Ahora le toca el turno al segundo, éste trae un águila real, le quita la capucha, la suelta a volar y cuando está bien alto, saca una pajita, la parte en dos y la tira al aire, el águila baja en picada a la velocidad de 160 Km. y logra recoger los dos pedazos antes de que toquen el piso, le otorgan 9 puntos.
Le toca el turno al tercero, éste trae un lorito de su granja y se le escucha gritar:
¡Sácame ya esta porquería de la cabeza que no veo nada!
Cuando lo hace el loro se escapa a volar, cuando va muy alto el amo saca una pajita, la parte en tres y la tira al aire, el loro baja en picada alcanzando la vertiginosa velocidad de 240 Km., y cuando se va acercando al piso le grita al dueño:
¡Tira más paja infeliz, que me mato!


Un pajarito iba volando a toda velocidad por la autopista en sentido contrario y de repente se estrella contra un motorizado.
¡Paooofff!
El motorizado se para diciendo:
¡No puede ser! ¡Maté al pajarito!
Llega donde cayó el pajarito y lo encuentra todavía vivo, lo recoge, se lo lleva a su casa, lo mete en una jaula, le da leche y agua, le pone alpiste. Al rato el pajarito va recobrando el conocimiento, despierta, ve la jaula y dice:
¡No puede ser! ¡Maté al policía y estoy preso!


¿Por qué las gallinas quieren tanto a sus pollitos?
Porque les costó un huevo tenerlos.


Había una vez unos compadres que estaban tomando cerveza y platicando. Un compadre le dice al otro:
Oiga compadre, y cómo le fue en su viaje a la selva, ¿No le pasó nada?
Pues, fíjese que sí compadre, cuando llegué, estaba allí en la selva muy tranquilo cuando me empezó a seguir un león.
¿Y qué hizo, compadre? Pregunta el otro compadre.
Pues yo compadre, hice lo que cualquier otra persona hubiera hecho, yo empecé a correr, pero después que sale otro león y otro león.
¿Qué hizo compadre? Dice el otro.
Pues yo no más corría y corría y mira, va que se iban cayendo los leones detrás de mí, se volvían a parar y se volvían a caer, y yo seguía corriendo.
Le dice el otro compadre:
Y, ¿No se cagó del susto compadre?
Pues, ¿En qué cree que se estaban resbalando los leones cuando se cayeron?


Entra un hombre al jardín de su amigo y ve un letrero que dice "cuidado con el perro".
Y de pronto ve a un perro chiquitín, chiquitín. Va donde su amigo y le dice:
¿Pero, para qué pones ese cartel si el perro es tan pequeño que no puede ni abrir la boca?
Sí, le dice, pero no sabes la cantidad de veces que me lo han pisado.


Van dos amigos caminando por el campo, uno le dice al otro:
No puedo aguantar la sed.
Tranquilo, que llegaremos a un pozo dentro de poco.
Llegan al pozo, se acercan y comentan:
Parece que no se ve agua aquí.
Espera que tiraré una piedra, mira a un lado y otro y ve una gran piedra, la agarra y la tira dentro del pozo.
Pues parece que está profundo.
Espera que ya llegará, le dice el amigo.
En esto ven bajar una cabra corriendo hacia el pozo.
Mira la cabra esa, ¡Como corre!
La cabra se tira de cabeza al pozo, y dice uno:
Esta tenía más sed que tú, ¿Eh?
Entonces, aparece el cabrero y les pregunta:
Buenas tardes, ¿Han visto una cabra por aquí?
Sí señor, acaba de tirarse al pozo la pobrecilla, seguro que tenía sed.
Pero cómo se va a tirar al pozo la cabra, si la tenía yo aquí, amarrada a una piedra, dice el cabrero.


Un bebé cocodrilo le pregunta a su papá:
Papá, ¿algún día tendré mucho dinero?
Sí, hijo.
¿Cuándo papá?
¡Cuando seas billetera!


Estaban todos los animales de la selva listos para correr en las olimpiadas de los animales. Cuando empieza la cuenta regresiva para correr:
3, 2, 1, ¡arrancar!
Todos corren, pero a media carrera se fatigan y van quedándose uno a uno. Al final sólo queda la hormiga y el elefante peleando por el primer lugar, cuando de repente se oye un temblor, ¡punnnnnnttt! El elefante había pisado a la hormiga, y todos los habitantes de la selva le empiezan a gritar:
¡Asesino, asesino!
Y el elefante responde:
¡No, sólo le quería meter el pie para que se cayera!


Va paseando un tipo muy rico por la calle con sus dos perros doberman carísimos que habían ganado miles de peleas; cuando derrepente encuentra a un vago con un perro todo feo callejero, chico, maloliente, y le dice el rico al vago:
A ver, te echo una pelea, un perro mío contra el tuyo.
Y el vago voltea y le dice:
Orale, si quieres los dos contra mi perro.
Empieza la pelea, y cuando acaba, acaban todos los perros muertos; entonces el rico se pone a llorar y le dice al vago que sus perros le habian costado cien mil dólares cada uno; entonces el vago le dice:
¿Y tú cuánto crees que me costó la cirugía plástica de mi cocodrilo?


Estaba un cochinito comiendo muy a gusto, cuando llega una gallina y le dice:
¡Te van a matar!
El cochinito sigue comiendo despreocupado, y la gallina le vuelve a decir:
¡Te van a matar!
Después de algún rato que ella le siguió diciendo lo mismo, el cochinito enfadado le pregunta:
Bueno, ¿Y por qué dices que me van a matar?
A lo que la gallina le contestó:
Es que oí al patrón que decía:
Mañana le dan chicharrón a la gallina.


¿Cuál es el animal más antiguo?
La vaca
¿Por qué?
Porque esta en blanco y negro.


Resulta que a un famoso guitarrista le propusieron ofrecer un concierto en algún país de África, y éste aceptó. A tiempo tomó el avión y cuando sobrevolaba la selva éste se estrelló en medio de la selva, sólo sobrevivieron el guitarrista y su guitarra. Al rato, se le acercó un león con cara de hambriento y luego otro y otro. En ese momento se acordó de que había leído que la música calmaba a los animales, y muy nervioso se puso a tocar una canción. Los leones se calmaron y acostaron a su alrededor, y el músico se tranquilizó pensando que se había salvado de morir, cuando de repente, de entre los árboles salió un león furioso y se comió al guitarrista, y uno de los primeros leones le dijo a otro:
¿Ves? ¡Te dije que el sordo, nos iba arruinar el concierto!


Era un día de fiesta en la selva, y los animales estaban reunidos divirtiéndose, cuando de repente se acabó el licor. Todos discutían quién iría a comprar más licor. Pero ninguno quería ir. Decidieron enviar a una torguita que estaba en la fiesta. Le preguntaron a la tortuguita si quería ir y ella aceptó encantada:
Está bien, yo voy.
Pasó el tiempo y los animales siguieron bailando, cuando de repente ven el reloj y ya había pasado una hora desde que habían mandado a la tortuguita, y empezaron a comentar entre ellos mismos:
Yo no sé quién inventó mandar a esa tortuga, si ella es muy lenta.
Hubiera ido yo, mejor, decía otro.
Y así, todos se quejaban de la tortuga. Cuando de repente aparece la tortuguita y los escuchó murmurando y les dice:
¡Con que hablando de mí, no, ahora no voy!


Este es un señor que va a embarcar en un barco y llevaba a su cabra. En esto que el de la aduana le dice:
¡La cabra no pasa!
Entonces, el hombre se va y le ve un amigo y le dice:
Pinta la cabra de negro y ponle un bozal y pensará que es un perro.
El hombre lo hace y el de la aduana le dice:
¡He dicho que la cabra no pasa!
Y el hombre le responde:
¡Sino es una cabra, que es un perro!
Y el de la aduana le dice:
¿Y los cuernos?
Y el hombre contesta:
¡Con la vida privada de mi perro no se meta!


El rey de la selva, o sea el león, convoca a todos los animales a una junta urgente. Todos los animales se reúnen en el sitio de las juntas para escucharlo. Ya todos reunidos ven llegar al león en su carro último modelo. Llega, se baja del carro y se sube al estrado para hablar, y les dice con voz autoritaria:
Los he convocado para darles la orden, de que, el más feo de ustedes me lave mi carro, ahí se los dejo.
Los animales empiezan a discutir de quién lo hará. El pavo real dice:
Pues yo no, mis plumas son hermosas, y se va.
La cebra dice:
Pues yo tampoco, mis rayas no las tiene nadie, y se va.
La jirafa dice:
pues yo tampoco, mi cuello largo me destaca de ustedes, y se va.
Así van diciendo un por uno, al final sólo se quedan el sapo y el cocodrilo. Se miran fijamente a ver quién se decide hablar primero, viéndose los dos a los ojos, el cocodrilo le dice al sapo:
Mira sapo no nos hagamos los tontos, yo lo lavo y tú lo secas.


Había una vez unas hormiguitas que estaban cansadas que un elefante les rompiera el hormiguero, cuando éste se acercaba a una planta para comer. Entonces, las hormigas se pusieron de acuerdo, la próxima vez que venga el elefante, nos subimos arriba de la planta y nos tiramos encima de él y lo picamos todo. Así sucedió, vino el elefante y las hormiguitas se subieron a la planta y se le tiraron encima y lo empezaron a picar. El elefante comenzó a sacudirse y se cayeron todas las hormigas, salvo una que quedó enganchada del cuello. Entonces, las otras hormiguitas le gritaban desde abajo:
¡Ahórcalo! ¡Ahórcalo!


Una vez un mosquito hembra le decía a su hijito larva:
Hijo, cuando seas grandes no salgas al mundo porque el mundo es malo.
Un día el mosquito desobedeció a su madre y salió a recorrer el mundo, y cuando regresó le dijo a su madre:
Madre eres mentirosa.
La madre muy extrañada le pregunta el por qué, y el hijo le responde:
Porque cuando salí a recorrer el mundo, todos me aplaudían.


Estos eran dos ratones que andaban por la carretera, uno dice:
"Vas a ver como te paro ese trailer con una mano."
En eso que se le poncha una llanta al trailer y por buena suerte que se para en la mano del ratón.
Cuando se para el trailer, se baja el chofer y dice: ¡Voy a tener que sacar el gato!
Y dice el ratón:
"Ni me amenaces. !Que te volteo el trailer!"


Estaba una niña lavando un gato y pasa una señora y le dice:
"Pero niña, ¿qué haces lavando un gato?, ¿No sabes que así se puede morir?
Y la niña le contesta:
"¡No se muere el gato, es muy fuerte!"
Se va la señora, y en un ratillo pasa de nuevo por el lado de la niña y le pregunta:
"¿Por qué lloras?"
"Porque se me ha muerto el gato."
Y le dice la señora:
"¿No te dije que se podía morir?"
"Pero no ha sido al lavarlo, ha sido al exprimirlo."


Esta era una vez dos ovejitas que estaban jugando a la pelota y se les va la pelota y una ovejita le dice a la otra:
¡Beeeeeeee!
Y la otra le dice:
¡Beeeeeeeee tú!

 

 



"Canciones para niños"
 
juegos aprender chistes canciones acertijos cuentos
Aprender
Mediometro.com - Juegos Infantiles, Cuentos y Entretenimiento para niños.