CHISTES DE JAIMITO

juegos infantiles canciones infantiles juegos pintar cuentos infantiles juegos infantiles contacto

Jaimito estaba en el salón de clase con sus compañeros, como la profesora no llegaba, todos los alumnos comenzaron a hacer alboroto. Cuando llegó la profesora vio el desorden que había y comenzó a interrogar a los niños.
Juanita, ¿Qué haz hecho tú?
Yo dibujé en la pizarra.
Pedrito, y tú, ¿Qué hiciste?
Yo tiré mi pupitre contra el suelo.
Jaimito, y tú, ¿Qué hiciste?
Yo tiré serpentina por la ventana.
Caramba, aprendan de Jaimito que no es un malcriado como ustedes.
Pero al pasar unos minutos, tocan la puerta de la clase y entra una niña toda golpeada, la profesora le pregunta:
¿Quién eres?
Yo me llamo Serpentina.


La maestra le pregunta a Jaimito:
-Si yo digo fui rica, es tiempo pasado, pero si digo soy hermosa, ¿qué es?
-Exceso de imaginación.


Jaimito le pregunta a la maestra:
Maestra, ¿usted me castigaría por algo que yo no hice?
Claro que no, Jaimito.
Ahh, pues que bueno, porque yo no hice mi tarea.


Extrañada de que su hijo regresara tan temprano de la escuela, la mamá de Jaimito le interroga:
¿Por qué llegaste tan temprano de la escuela, hijo?
Es que fui el único que pude contestar una pregunta.
¡Muy bien, Jaimito! ¡Eres un niño tan estudioso! ¿Y cuál fue la pregunta?
¿Quién le tiró el borrador al Director?


Una vez la mamá de Jaimito le dijo:
Ve a la carnicería y cómprame 1 kilo de cochino.
Y Jaimito fue directamente.
Mientras él estaba esperando que el carnicero terminara con el otro cliente, Jaimito se metió el dedo en la nariz, cuando lo vio el carnicero le dijo:
¡Cochino!
Y Jaimito le contestó:
¡1 kilo!


La maestra pregunta a Jaimito:
¿Cómo mató David a Goliat?
Con una moto.
¿Cómo con una moto? ¿no será con una honda?
¡Ahhhh! ¿pero había que decir la marca?


Le dice la profesora a Jaimito:
Jaimito, dime una palabra que tenga la "m".
Y le dice Jaimito:
Sartén.
La profesora le pregunta:
Jaimito, ¿dónde lleva sartén la "m"?
Y le dice Jaimito:
¡En el mango!


La madre de Jaimito le dice a Jaimito:
A ver, si te portas bien. Porque cada vez que haces algo malo me sale una cana.
Ahhh, entonces tú debiste haber sido tremenda, porque fíjate como ésta la abuela.


El profesor le entrega a Jaimito una pata de pájaro y le dice:
Viendo esta extremidad, dígame la familia, el género y la especie del animal, así como sus costumbres migratorias y el número de crías por nidada.
Pero, ¿Cómo le voy a decir todo eso con una sola pata?
¡Está usted suspendido!
A ver dígame su nombre y apellido.
Jaimito se quita un zapato, le enseña el pie desnudo al profesor y le dice:
Adivine..


Le dice la madre a Jaimito:
Vamos a ir a visitar a una amiga mía que ha tenido un bebe, pero ha nacido sin orejas, así que no digas nada.
Cuando ya terminan la visita, le dice la amiga a Jaimito:
Bueno, ¿no tienes que decirme nada?
Y Jaimito responde:
Sí, que Santa Lucia le conserve la vista, porque como le tengan que poner gafas se las van a tener que sujetar con chinchetas.


Un día le dice la mamá a Jaimito.
Jaimito por favor ve a la tienda de la esquina y cómprame una docena de huevos.
Jaimito sale de su casa a comprar una docena de huevos, cuando en ese instante hay un accidente increíble entre 5 carros, y Jaimito se queda viendo un largo rato, llega a su casa a las 2 horas y le comenta a su mamá lo del accidente.
Mamá, dice Jaimito, hubo un accidente enorme, había cabezas, piernas, manos tiradas por toda la carretera.
Y su mamá dice:
Aha, ¿y los huevos?
Ah, no sé mamá, todavía no los han conseguido.


Jaimito, ¿tú no rezas antes de comer?
No, mi madre es buena cocinera.



Llega Jaimito de la escuela después de haber presentado sus exámenes finales y el papá le pregunta:
A ver Jaimito, ¿Cómo te fue en los exámenes?
Papi, los maestros que me evaluaron eran muy religiosos.
¿Por qué Jaimito? Pregunta el papá.
Porque cuando corregían el examen solamente exclamaban "Ay Dios mío", "Santísimo", "Madre de Dios".



Jaimito llega del colegio y le dice a su madre:
Mamá, mamá, hoy hemos aprendido en el colegio que el mundo da vueltas.
Por la tarde su madre lo manda a comprar, pasa 1 hora, 2 horas, tres horas, cuatro horas, y la madre viendo que no volvía se asoma por la ventana, y ve a Jaimito sentado en las escaleras de la entrada.
Sale y se sienta a su lado y le pregunta:
Jaimito, ¿Cuándo vas a ir a comprar?
A lo que el niño responde:
Como el mundo da vueltas estoy esperando a que pase un supermercado por aquí.


Este es Jaimito y le dice a su madre:
¡Mamá!,¡mamá! ya se escribir y le dice la madre:
¿Y qué has escrito?
Y dice jaimito:
No lo sé, no sé leer


La profesora le pregunta a Jaimito:
Jaimito, dígame rápidamente cuánto es 5+8.
Jaimito le contesta 23, la profesora le dice indignada:
¡Cómo es posible que no sepas! ¡Son 13! ¡Que niño más ignorante!
Y Jaimito le responde:
¡Usted me pidió rapidez, no precisión!


Estaba Jaimito en la escuela, y la maestra siempre acostumbraba a preguntarles a sus alumnos en qué iban a la escuela:
Pablito, dime, ¿En qué viniste a la escuela?
Mi papá me trajo en su Ferrari, maestra.
¿Y tú, Carlitos?
Mi mamá me dejó en su Jetta, maestra.
¿Y tú, Jaimito?
En mi bicicleta, maestra.
Y todo los días era lo mismo, y cada vez que Jaimito decía que iba en su bicicleta, todos los niños se burlaban de él.
Un día llega Jaimito a la casa y le dice a su mamá:
Mamá, mamá, yo no quiero ir más a la escuela, porque cada vez que la maestra nos pregunta en qué fuimos, yo digo en mi bicicleta y todos los niños se burlan de mí.
Pero no seas tonto, Jaimito, ¿Por qué no dices que fuiste en un Mercedes?
Al otro día la maestra hace las mismas preguntas, y cuando llega el turno de Jaimito,
¿En qué viniste a la escuela?
En un Mercedes, maestra.
¿Y por qué llegaste tan tarde?
Pues, porque se me salía la cadena a cada rato, maestra.


El compañero de Jaimito se ha quedado dormido, y el profesor le dice:
Jaimito, despierta a tu compañero.
Despiértelo usted, que usted le ha dormido.









El profesor repartiendo las notas:
Luisito un diez.
Pedrito un ocho.
Juanito un seis.
Jaimito un cero.
Oiga profesor, ¿Y por qué a mí un cero?
Porque has copiado el examen de Pedrito.
¿Y usted cómo lo sabe?
Porque las cuatro primeras preguntas, están iguales, y en la última pregunta Pedrito respondió: "Esa, no me la sé" y tu has puesto: "Yo tampoco".


Un viejito le pregunta a Jaimito:
Oye niño, ¿cuántos años crees que tengo?
Discúlpeme señor, pero yo sólo sé contar hasta cien.


Esto es una clase en la que la profesora dice que van a estudiar las onomatopeyas. Entonces, la profesora dice:
Tu Juanito, dime una frase con una onomatopeya.
Juanito dice:
Llegué a casa y el gato me dijo miau, miau.
Muy bien, dice la profesora.
Ahora tu Alfonso.
Fui al pantano y la rana dijo croac, croac.
Muy bien, ahora tu Jaimito.
Iba por un callejón me encontré a un camión de frente y dije:
¡Oh, no m'atopella!


Jaimito estaba andando en bicicleta cuando pasa por frente de la iglesia, en eso lo alcanza a ver el cura del barrio y le dice:
Ven Jaimito, hace mucho que no vienes a la iglesia, vamos a rezar un "Padre Nuestro".
Jaimito con cara de preocupación le contesta:
No padre, no puedo, me van a robar la bicicleta.
El padre lo toma de la mano y le dice:
Pasa hijo, el Espíritu Santo te cuida la bicicleta.
Una vez terminado el "Padre Nuestro", Jaimito dice:
En el nombre del Padre, del Hijo, amén.
El cura lo mira y le dice:
No Jaimito, ¿ya te has olvidado de orar?, a ver, repítelo de nuevo.
En el nombre del Padre, del Hijo, amen.
Nooooo, dice desesperado el cura al ver que Jaimito insistía con lo mismo.
Dices en el nombre del padre, del Hijo, Amén, ¿y el Espiritu Santo?
A lo que Jaimito lo mira intrigado y responde:
¿Ya se olvidó que me está cuidando la bicicleta?


La madre de Jaimito le dice ten mucho cuidado en la milicia, cuando te pregunten la edad dices: 20 y cuando te pregunten el nombre di: Jaime y en lo demás responde señor, sí señor.
Cuando llega a la milicia le pregunta el general: ¿Nombre?, le responde: 20,¿Edad?,le responde Jaime. El general le dice: ¿Usted cree que yo soy tonto?, le responde: ¡Señor, sí señor!.


Estaba Jaimito en la escuela y la maestra le pregunta:
Jaimito, ¿cuánto es 4+4?
Este,... no sé, debe ser 9, ¿o no?
Mal Jaimito, y ahora tienes 9 días fuera del colegio.
A ver Fernandito, ¿cuánto es 10+5?
15 señorita.
Y la maestra responde:
Muy bien Fernandito, por haber contestado bien tienes 15 días de vacaciones.
De pronto la maestra notó que Jaimito reía sin parar, y le preguntó:
¿Por qué ríes tanto?
Es que Fernandito es tonto maestra.
¿Por qué si él contestó correctamente?
Es que si hubiera contestado 365, ¡se hubiera ganado todo un año de vacaciones!


Le dice la profesora a Jaimito:
Jaimito, dime todas las formas verbales del verbo nadar.
Y Jaimito dice gritando:
YO NADO, TÚ NADAS...
Y la profesora le dice:
Más bajito, Jaimito.
Y Jaimito dice:
Yo buceo, tú buceas...


La profesora el dice a Jaimito:
-A ver Jaimito, la frase “yo busco novio” ¿Qué tiempo es?
-Tiempo perdido, señorita.


En una clase la profesora manda a los alumnos escribir una carta como si fueran el presidente, todos se ponen a escribir excepto Jaimito. La profesora le pregunta:
Jaimito, ¿Por qué no estás escribiendo la carta?
Porque estoy esperando a mi secretaria.


Durante la lección de matemáticas el profesor le pregunta a Jaimito:
-¿Cuánto es 2x2?
-Empate, profesor.
-¡Mal, Jaimito! A ver, de nuevo, ¿cuánto es 2 x 1?
-¡Oferta, profesor!


Le pregunta la profesora a Jaimito:
A ver Jaimito, ¿Qué es un caníbal?
No sé profesora.
A ver, ¿Si te comes a tus padres que eres?
Huérfano, maestra, huérfano.


Jaimito le dice a su padre:
Papá, papá, no quiero ir al colegio.
¿Por qué Jaimito?
Primero, tengo sueño.
Segundo, me aburro.
Tercero, se ríen de mí.
¡Pues, tienes que ir!
Primero, es tu obligación
Segundo, tienes 37 años.
Tercero, eres el director del colegio.


Dice la profesora:
A ver, os voy a hacer dos preguntas y quien me conteste la primera bien, la segunda ya no la tiene que contestar.
Jaimito, ¿cuántos pelos tiene un caballo?
Tiene 500.588.200 pelos.
Entonces, dice la maestra:
¿Y tú cómo lo sabes?
¡Ah, ya no, ésta es la segunda!


Llega Jaimito a la escuela y la maestra le dice:
¡Felicitaciones Jaimito, felicitaciones!
Jaimito le pregunta a la maestra:
¿Maestra por qué me felicita si hoy no es mi cumpleaños?
La maestra le dice:
Es que tú eres el primero en llegar al colegio.
Ah, es que mi tío es futbolista profesional.
¿Qué tiene que ver eso con que tú llegues temprano a la escuela? Le pregunta la maestra.
Es que él me trae a patadas.


Llega un día Pedrito a la escuela y le pregunta a Jaimito:
Jaimito, ¿qué escribiste tú en la tarea?
Y le dice Jaimito:
Yo no escribí nada, ¿y tú?
Yo tampoco escribí nada.
Y le dice Jaimito:
¡La profesora va a creer que nos copiamos!


Jaimito entra a un negocio y dice:
Un par de anteojos, por favor.
Y el vendedor le dice:
¿Para el sol?
Jaimito responde:
¡No, para mí!


A ver, Jaimito, si en un bolsillo tienes 10.000 pesetas y en otro 34.000 pesetas, ¿Qué tienes en total?
Pues los pantalones de otro.


Jaime compró unos bombones y se los comió todos en un minuto.
Su hermana le amonestó:
Te comiste todos los bombones sin acordarte de mí.
¡Claro que me acordé, por eso me los comí tan deprisa!


Jaimito, decíme una palabra que empiece con j.
Jaimito le responde:
Ayer, señorita.
Muy mal Jaimito, tienes una mala nota.
Jaimito pregunta:
¿Que ayer no era Jueves?

 



"Canciones para niños"
 
juegos aprender chistes canciones acertijos cuentos
Aprender
Mediometro.com - Juegos Infantiles, Cuentos y Entretenimiento para niños.