CHISTES DE NIÑOS

juegos infantiles canciones infantiles juegos pintar cuentos infantiles juegos infantiles contacto

El niño a su papá:
¡Papá, papá, vinieron a preguntar si aquí vendían un burro!
¿Y qué les dijiste, hijo?
Que no estabas.


Dos niñas están en un campamento donde compartían habitación y litera. A la hora de irse a la cama, la niña de la litera de arriba reza:
Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, con la Virgen María y el Espíritu Santo.
Pocos segundos después, se le hunde la litera, y la niña de la litera de abajo exclama:
¿Lo ves? ¡Eso es lo que pasa por dormir con tanta gente!


Estaban dos niños cada uno con un trompo y uno le dice al otro:
A ver, baila el trompo.
Y el otro le contesta:
No sabo.
El otro le dice:
No se dice "no sabo" se dice "no sepo".
En ese momento una señora estaba escuchando la conversación de los niños y les dice:
No se dice ni no sabo ni no sepo.
Los niños le preguntan:
Entonces, ¿Cómo se dice?
La señora les contesta:
No sé.
Y los niños le dicen:
Entonces, por qué se mete en lo que no le importa.


Va el niño y le dice al padre:
Papá, me quiero casar con mi abuela.
Y el padre le dice:
¿Cómo te vas a casar con mi madre?
El niño le responde:
¿Y como tú te casaste con la mía y yo no dije nada?


Dos comadres se encuentran en el mercado y le dice una a la otra:
Ay, comadre no sé que hacer con mi hijo, es muy, pero muy tonto, yo creo que es el más tonto de los niños.
A lo que la comadre responde:
No, no, no, mi hijo debe ser más tonto, seguro le gana al suyo.
No, no, no, mire nada mas, en eso la primera comadre llama a Pablito su hijo y le dice:
Mira Pablito, ve a la casa y me buscas a ver si estoy.
El niño partió, en el momento la segunda comadre le dice:
Ay, eso no es nada mire esto:
En eso llama a su hijo Rodriguito, y le dice:
Mira Rodriguito, toma $10.00 y ve a comprar una televisión a color, y se va.
Luego, en el camino se encuentran los niños y le dice uno al otro.
Híjole mano, mi mamá es re-tonta muy pero muy tonta.
A lo que el otro responde:
No mano, mi mamá seguro que es mucho más tonta que la tuya.
No puede ser.
Oye esto, me mandó a la casa a ver si estaba y ni siquiera me dio las llaves para entrar.
Y el otro le contesta:
Pues eso no es nada, la mía me dio $10.00 para comprar una televisión a color, y no me dijo de que color la quería.


Pepito llega a su casa y le dice a su mamá:
Mami, aquí está mi boleta de calificaciones.
La mamá la toma, la observa y dice:
¿Quuueeee? ¡Estas calificaciones merecen una paliza!
El niño le contesta:
¿Verdad que sí mamá? ¡Vamos, yo sé dónde vive la maestra!


Este era un niño de 5 años que estaba con su mamá en la parada del autobús y le dice la mamá al niño:
Cuando nos subamos al autobús le dices al conductor que tienes 4 años, para que no te cobre pasaje.
Entonces se suben al autobús y le dice el conductor al niño:
¿Cuántos años tienes?
Y le dice el niño:
Cuatro.
Y el conductor le dice:
¿Y cuándo cumples los 5 años?
Y el niño responde:
¡Cuando me baje del autobús!


Llega un niño donde su mamá que esta embarazada y le pregunta:
Mamá, ¿Qué tienes en la panza?
Un niño.
¿Y quién te lo dio?
Tu papá.
Y el niño va corriendo donde su papá y le dice:
Papá, ¡No le andes dando niños a mi mamá porque se los come!


Una maestra le dice a su alumno:
A ver dígame Pablito, ¿Qué pasa si le corto una oreja?
Me quedo sordo.
¿Y si le corto la otra oreja?
Me quedo ciego.
¿Por qué?, dijo asustada la maestra.
Porque se me caen las gafas maestra.


Llega un niño muy contento a su casa y le dice a su papá:
¡Papá, papá, engañé al chofer del bus!
El papá le responde muy emocionado por la trampa de su hijo y le pregunta:
¿Cómo, hijo?
El muchacho le responde:
Le pagué y no me subí.


El último día de clases, los alumnos le llevaron regalos a la maestra. El hijo del florista le entrega un ramo de flores, y la hija del confitero, una bonita caja de bombones. En eso, el hijo del dueño de la licorería se acercó cargando con una caja grande y pesada. Al recibirla, la maestra se dio cuenta que algo escurría por la base. Con el dedo recogió una gota del líquido y lo probó.
¿Es vino?, dijo tratando de adivinar.
No, respondió el chico.
¿Champaña?
¡No!
Me rindo, ¿Qué es?
¡Un perrito!


En una juguetería, un niño escoge un peluche de canguro. Va a la caja y le entrega un billete de monopoli a la cajera, ésta le dice amablemente:
Amor, esto no es dinero de verdad.
Y el niño le contesta:
Este tampoco es un canguro de verdad.


Mientras jugaba con mi hija ésta me dijo:
Mami, te quiero.
Y le contesté:
Y yo a ti, pero díselo a papi también.
Y la niña le dijo a su papá:
¡Papi, quiero a mami!


¡Mamá, mamá! ¿Cómo nací yo?
Te trajo la cigüeña.
¿Y tú?
A mí me compraron en Paris.
¿Y papá?
Lo encontraron en una col.
¡Pero, bueno! ¡Es que no ha habido un nacimiento normal en esta familia!


Llega un niño a su casa después del colegio, y su papá le pregunta que cómo le había ido.
el niño le respondió:
¡Mal!
¿Y por qué?
Porque nadie le entiende a esa maestra loca.
¿Por qué? ¿No explica bien, o qué?
No es eso, es que dice que hagamos una cosa y después resulta que está malo.
¿Qué pasó, pues?
Me dijo que escribiera en el pizarrón tres palabras graves.
Y no pudiste.
Sí, sí pude, pero dice que eran tan graves que me expulsó del colegio.


Una chica se pintaba delante de un espejo y el sobrino pregunta:
Tía, ¿Por qué haces esto?
Y la tía contesta:
Para estar más guapa.
A lo que contesta el niño:
Y esto tía, ¿Cuándo hace su efecto?









Le pregunta la profesora a Pepito:
¿Con qué mató David a Goliat?
Con una moto.
¿Seguro Pepito?, recapacita, ¿seguro que no fue con una honda?
¡Ah! ¿había que decir también la marca?


Una vez un chico que fue a comprar cigarillos y le dice al quiosquero:
Señor, ¿Tiene cigarrillos de colores?
No nene, no tengo.
Al día siguiente vuelve el chico y le pregunta al quiosquero:
Señor, ¿Tiene cigarrillos de colores?
No nene, ya te dije que no tengo, dijo el quiosquero con nerviosismo.
Esa misma noche el quiosquero agarró un paquete de cigarrillos de cada marca, y los pintó a todos de diferentes colores.
Al otro día el chico vuelve al quiosco y le pregunta al quiosquero:
Señor, señor, ¿Tiene cigarrillos de colores?
Y el quiosquero contesta orgulloso:
Sí, ¿Qué color queres?
¡Blanco!


Había un niño que jugando a la pelota se le salió un diente, y le preguntó a su madre:
Mamá mamá se me salió un diente, ¿Qué hago?
Y en esto la madre le contesta:
Déjalo debajo de tu almohada y el ratoncito de los dientes te dará algo.
El niño eso hizo, y el día siguiente su mamá le preguntó:
¿Y qué te trajo el ratoncito?
Y el niño le responde:
Nada, me dejó un papelito que decía, "sigue participando".


Mamá, mamá, ¿Es cierto que descendemos de lo monos?
No lo sé cariño, tu padre nunca me ha presentado a su familia.


Llega el niño a la casa y le dice a la mamá:
Mami tengo una noticia buena y otra mala.
Dime la buena, dice la mamá.
Me saqué un diez en matemática.
¿Y la mala?
Que es mentira.


En el colegio:
-Señorita profesora, ¿verdad que no se debe castigar a un niño por una cosa que no haya hecho?
-No, claro que no.
-Estupendo, no he hecho los deberes.


Una vez Miguelito estaba en la escuela y el profesor le dice:
Miguelito, dime el nombre de un descubridor.
Miguelito contesta:
Usted profesor.
¿Por qué yo?, pregunta el profesor.
Porque cada vez que usted pregunta algo, descubre que no sabemos nada.


El niño que llega a la casa,
Mamá, mamá, en el colegio me dicen distraído.
Y la señora le contesta:
Niño, tu vives en la casa del frente


Llega un niño y le pregunta a su mamá:
Mamá, ¿Cómo nacen los bebes?
A lo que la mamá le contesta:
Mira hijito, primero sale la cabeza, después salen los brazos, después sale el cuerpecito y al final los pies.
Y el niño responde:
¡Ahhh! ¿Y luego lo arman?


Papá, papá, ¿Por qué en la escuela me dicen peludo?
Cariño , el perro me está hablando!


Desde que se enteró que su mamá iba a tener un hijo, un niño todos los días le decía a su maestra que iba tener un hermanito o una hermanita.
Un día su mamá le dijo al niño que se acercara para poder sentir que el bebe se movía dentro de su estómago, y el niño se sorprendió muchísimo, y desde ese día no paró de comentar a su maestra lo de su hermanita o hermanito.
Un día la maestra le pregunta al niño:
¿Y qué pasó con tu hermanito que esperaban en tu casa?
Y el niño se puso a llorar y le confesó:
¡Creo que mi mamá se lo comió!


Estaba una señora con su hijito de cinco años en la boda de su sobrina cuando el niño levanta la cabeza y le pregunta:
Mami, mami, ¿Por qué la novia esta vestida toda de blanco?
A lo que la mamá le contesta:
Hijo, lo que pasa es que este es el día más feliz de su vida.
Entonces, el niño se queda pensativo por un momento y le pregunta:
¿Entonces, por qué el novio está vestido de negro?


Estaba una maestra jugando con sus pequeños alumnos en una guardería, cuando les interroga:
A ver niños, ¿quién es más inteligente, los animales o los seres humanos?
Al fondo del salón, una pequeñita levanta la mano emocionadisíma porque conocía la respuesta.
Dime Lupita, ¿quién es más inteligente?
Lupita contesta con toda certeza:
¡Los animales maestra!
La maestra, desconcertada por esa respuesta le cuestiona enfadada:
¿Por qué dices que los animales son más inteligentes que los seres humanos?
La pequeña le explica:
Porque cuando le hablo a mi perrito, sí me entiende, pero cuando él me habla a mí, yo no puedo entenderle.


Una señora le pregunta a un niño:
Oye niño, ¿cómo te llamas?
A lo que éste le contesta:
Huyyyy señora, ya ni sé.
Pero, ¿por qué me dices eso niño?, dice la señora.
Y le dice:
Pues verá, en mi casa mi papá me dice Francisco, mi mamá Pancho, mis hermanos Paco, y mis tíos Kiko, y cuando estornudo todos me dicen, ¡Jesús!, Así que ya ni sé ni como me llamo.


Un sobrino, le pregunta a su tía:
¿Dónde está el pajarito, tía?
Yo no tengo mascotas, Pepito.
¡Pues papá me dijo que íbamos a ver a la cotorra de la tía!


Un niño a su padre:
-¿Papá, te gusta la fruta asada?
-Sí hijo me gusta mucho.
-Pues estás de suerte, porque el huerto esta ardiendo.


Un niño le dice a su papá:
Papito, papito, mi hermanita ha encendido la computadora.
El papá le responde:
Déjala hijito, que tu hermanita juegue un ratito.
El niño le respode:
Está bien papá, pero como el fuego llegue a tu cuarto, es tu problema.


Estaba Juanito viendo la tele cuando su mamá le grita:
¡Juanito¡ ¿Quién tomó del refrigerador el pastel que iba a compartir en la tarde con las señoras?
Juanito dice:
Yo mamá, se lo di a un niño que estaba hambriento.
La mamá le dice:
Ay que lindo, ¿Y quién era ese niño hijito?
Juanito dice:
¡Yo mamá!


Un hombre va a un bar, y dice con voz seria y enfadado:
Deme una cerveza, o sino...
Y el camarero asustado le interrumpe:
Vale, vale, aquí la tiene.
Después llega un niño pequeño y le dice:
¿Me puede poner una coca cola?
¡No!, responde el camarero.
Al día siguiente llega otra vez el hombre del día anterior y le vuelve a decir:
Deme una cerveza, o sino...
Y el camarero le vuelve a decir asustado:
Vale, vale, aquí la tiene.
Después vuelve a llegar el mismo niño del día anterior, y no le da la coca cola, cuando la pide.
Al otro día, vuelve a llegar el hombre, y le repite lo mismo, el camarero asustado se la pone corriendo. Después llega el niño, y le dice con una voz suave y un poco trémula:
Deme una coca cola o sino...
El camarero le interrumpe, y dice:
O sino, ¿Qué?
Y el niño asustado le dice:
O sino una Pepsi.


Erase una vez 2 niños, uno rico y el otro pobre; el rico le dice al pobre:
En mi casa se come a la carta, pides lo que quieras comer.
Y el pobre dijo:
En mi casa también comemos a la carta, el que saca la mayor es el que come.

 

 



"Canciones para niños"
 
juegos aprender chistes canciones acertijos cuentos
Aprender
Mediometro.com - Juegos Infantiles, Cuentos y Entretenimiento para niños.